The Hero King – Capítulo 26

CAPÍTULO 26 – INGLIS, 12 AÑOS (14)

No era solo Rafinha quien acababa de saltar de la villa.

GRRROOOAAAAA!!!!

Una criatura humanoide gigante, una que era fácilmente el doble del tamaño de un humano, estaba justo a su lado.

Teniendo en cuenta su tamaño, era fácil suponer que Rafinha no fue quien destruyó la villa.

Su mitad superior era desproporcionadamente enorme en comparación con la inferior, lo que la hacía parecer más bien corta pero ancha.

Su piel estaba endurecida como una roca, con una gema cristalizada enterrada en la frente, el cuello y la espalda. Los colores de las gemas fueron azul claro, índigo, verde, negro y más.

“¿¡Eso es… una Bestia de Piedra Mágica!?”

¿¡Aunque no hubo ningún Flujo de Prisma!?

Además, es la primera vez que veo una bestia de piedra mágica humanoide. Inglis pensó antes de darse cuenta de que este tipo de pensamiento era para más tarde. Tenía que priorizar la seguridad de Rafinha sobre cualquier otra cosa.

“Espera, no…. ¡Rani!”

Ese era el único juramento y restricción que Inglis Eux se imponía a sí misma, aparte de perfeccionar su marcialidad.

Esto era sólo una prueba de lo mucho que Inglis apreciaba a Rafinha.

GRRRAAAA!!!

La bestia de piedra mágica humanoide balanceó su puño agrandado hacia Rafinha.

“Kya ——”

“¡No te dejaré! ¡Haa!”

Con la velocidad de un dios, Inglis intervino y golpeó el puño de la criatura con el suyo.

La simple diferencia de peso y masa debería haberla abrumado, pero esos factores no tenían lugar en comparación con un Caballero Divino.

El puñetazo de Inglis superó su puño, empujando fácilmente el brazo de la bestia hacia atrás.

El solo impacto fue suficiente para que la bestia tropezara y rodara hacia atrás hasta chocar con las vallas de la villa.

“¡Rani! ¿Estás bien?”

“¡Gracias, Glis!”

“¿Qué estás haciendo aquí…?”

Inglis sabía que Rafinha no se habría quedado callada con el estado de las cosas, sin embargo, ¿el marqués realmente no pudo evitar que se fuera?

“Escapé de mi padre por la fuerza. ¡No me parece bien que Glis tenga que soportar todo sola! Por eso vine aquí primero para enfrentarme a Rahal, pero…. ¡Es raro!”

“¿Raro cómo?”

“Cuando me colé y le disparé con mi arco… ¡Se convirtió en eso cuando la flecha le dio!”

Dijo Rafinha mientras señalaba con su dedo índice a la bestia de piedra mágica humanoide que luchaba por levantarse.

“¿¡Qué…!? ¿¡Ese es el Sr. Rahal…!?”

“¡E-Es verdad! ¡Lo vi con mis propios ojos!”

“¡¡¡INGLISSSSS!!!”

Rahal, o la bestia que era él, gritó el nombre de Inglis y se tambaleó hacia adelante con un gemido.

“¿¡Está gritando mi nombre!? ¿¡Así que realmente es el Sr. Rahal!? ¡Pero eso es imposible! ¡Nunca escuché que el Flujo de Prisma pueda transformar a un humano en una bestia de piedra mágica!”

Los humanos no podrían convertirse en una bestia de piedra mágica incluso si el Flujo de Prisma los bañara. Había sido probado y experimentado repetidamente por muchas personas antes. Este era solo el sentido común de este mundo.

Era difícil imaginar que habría una excepción.

“¡P-Pero es verdad! Hey… Glis, ¿Es mi culpa? ¿¡Qué hice…!?”

“No te preocupes. No es tu culpa, Rafinha-chan.”

Dijo Leon mientras luchaba por recuperar el equilibrio de su altercado anterior con Inglis.

Ya había vuelto a convocar a las bestias relámpago y estaban a su alrededor.

Qué hombre más astuto.

“Polvo de Prisma, una droga secreta que es básicamente una composición extremadamente concentrada de Flujo de Prisma. La Brigada de la Cadena de Sangre de Hierro los tiene, ya ves, me dieron algunos para convencerme de que me uniera a ellos. Aun así, su efecto era demasiado débil cuando se usaba en humanos, pero si los Highlanders las usaban, pasaba esto. Quiero decir, estamos acostumbrados al Flujo del Prisma aquí abajo, después de todo. Lo que digo es que se lo toman demasiado a la ligera, eso es todo. Es una pena que las cosas resulten así. Ahora es sólo una bestia sin sentido.”

Leon entonces se encogió de hombros ante Rahal, que ahora era una bestia de piedra mágica.

En su gesto había un desprecio sincero hacia la droga.

“…¿¡Alguna forma de revertirlo!? ¿No se puede revertir!?”

“Quédate ahí, Eris, ¿Quieres salvar a ese mocoso engreído? La muerte es su única salvación, para que lo sepas.”

“¡Aún así, no podemos dejar que un Highlander muera en este lugar!”

“Vaya, sí que te aferras a ese statu quo. ¿Me estás preguntando si hay algún método para revertirlo? Si lo hubiera, podríamos usarlo en cada bestia de piedra mágica y listo, ¡Paz mundial!”

“Uu…”

“Bueno, puedes echarme toda la culpa a mí. Diles que Leon desertó a la Brigada de la Cadena de Sangre de Hierro y que hizo todo esto. De todos modos, voy a hacer mi huida por ahora. ¡Sería vergonzoso si me atrapan tan pronto como decida dejar ser un Caballero Sagrado! ¡Bueno, hasta luego!”

“¡Ah! ¡Espera, tú!”

“¡Explota!”

Todas las bestias relámpago explotaron al mismo tiempo con un destello tan brillante que todos los que estaban cerca quedaron cegados por un momento.

“¡Kuh!”

“¡Mierda, nos ha dejado tirados!”

Cuando Inglis y Eris recuperaron la vista, Leon ya había escapado.

Capturar a Leon y hacerle confesar todo en la Capital Real sería el mejor resultado, pero… era simplemente imposible dejar a esta bestia-Rahal a su suerte.

Inglis tuvo que dejar de lado la persecución de Leon.

Si no podía encontrarlo, tendría que pedirle a Eris que hablara en nombre de Ymir y explicara todo.

Puede que no sea tan efectivo como tener a Leon, el autor en persona, pero si lo decía una Menace Hyrule, se podía esperar cierta legitimidad.

“¡¡¡INGLIIIISSSSS!!!”

Ese chillido no parecía buscar la salvación en absoluto.

Aunque era difícil negar que se trataba de un castigo justo para Rahal, que se había convertido en un adulto detestable, todo lo que Inglis podía sentir hacia él ahora mismo era… lástima.

“…Debido a mi relación pasada con él, permíteme ser quien lo duerma.”

Dijo Inglis con pesar mientras caminaba hacia la cosa que una vez fue Rahal.

Fin del capítulo 26

¿Te gustó?

Puedes apoyarme en Patreon

O puedes darle click al siguiente enlace, no te tomará ni 5 minutos en comerte la publicidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: